CARSON MCCULLERS CUENTOS PDF

Por: Carson McCullers 09 de marzo , p. La voz del chico era chillona. El hombre dijo despacio: —Te quiero mucho. Tengo que explicarte una cosa.

Author:Zolojora Masar
Country:Singapore
Language:English (Spanish)
Genre:Politics
Published (Last):4 December 2005
Pages:238
PDF File Size:12.13 Mb
ePub File Size:7.83 Mb
ISBN:737-4-47173-245-6
Downloads:91644
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Digul



El chico llevaba un casco como el de los aviadores. Eh, hijo. La voz del chico era chillona. El hombre dijo despacio: -Te quiero. Tengo que explicarte una cosa -dijo. Es importante -dijo. Era un rostro de mujer. El chico estaba sentado sin moverse, mirando de soslayo al hombre. La cerveza, en el mostrador, delante del hombre, estaba en su gran jarro oscuro.

Yo era maquinista de ferrocarriles. Suavemente, el hombre puso la palma de la mano sobre el mostrador. Una mujer no se escapa de esa manera, sola. Durante toda mi vida, una cosa tras otra me han impresionado: la luz de la luna, las piernas de una chica bonita… Una cosa tras otra. Es lo mismo. Pero eso no tiene importancia. Leo no dejaba que repitieran gratis. Fui a Mobile.

No son importantes. Era como si no la viera. Uno cree que se puede poner encima una especie de blindaje. Y en mi alma. Era como la viruela. Los tres obreros se encorvaron en silencio sobre sus desayunos.

Escucha atentamente. Los hombres se enamoran por primera vez. Se enamoran de una mujer. Una roca. Una nube. Pasaba gradualmente de una cosa a la otra. Y ahora soy un maestro, hijo. Puedo amarlo todo. No tengo ya ni que pensar en ello. Cualquier cosa, hijo, o cualquier persona. Voy con cuidado. El viejo estaba de pie en el vano de la puerta abierta.

EN 10027-1 PDF

Carson McCullers

Puede que haya sido una buena excusa para dedicarse a otra cosa. Para mantenerse, hizo trabajos ocasionales como camarera y paseadora de perros. Pero sufre un accidente cerebrovascular, pierde la vista en el ojo derecho y queda paralizada en medio cuerpo. En , intenta suicidarse. Estuvo obsesionada con la escritora Katherine Anne Porter , pero no fue correspondida.

BAUPOST LETTERS PDF

Un árbol, una roca, una nube

Foto: Cordon Press. Todo el mundo forma parte de un Nosotros, salvo yo. Si uno no forma parte de un Nosotros, se siente verdaderamente demasiado solo. No hay manera de deshacer a una de la otra, empezando por el conflicto con el nombre: Lula Carson y Frankie dan paso a Carson McCullers y F. Por eso, cuando debe trabajar en lugares comunes, ordenados, disciplinados pero poco creativos, se siente tan frustrada.

Related Articles